18 de julio de 2013

Bondi.

Viste cuando te acordás de algo muy vergonzoso? Bueno, así.

Con novio 1 teníamos la costumbre de ir al cine en nuestro cumplemes.
Era julio, plenas vacaciones de invierno cuando emprendimos nuestra salida a Coto Temperley, el cine más cercano en ese momento. 
Vimos la película y al terminar dimos unas vueltas caminando entre la multitud. Llegando al patio de juegos me dice "Bancá que se me desataron las zapas". Yo, sigo caminando, esperando que me alcance.
Lo perdí.
Lo perdí en un agujero negro de niños y padres gritando, caminando, saltando de acá para allá. 
Volví, lo busqué, caminé. Nada.
Me fuí afuera. Nada.
Entré. Nada.
Me largo a llorar.
Reviso mi cartera. Tenía la billetera vacía, con 0,95 centavos. El bondi hasta casa salía 1,35 y no estaba muy segura de cual era el que tenía que tomar.
Lloré más.
Volví a salir, me crucé hasta la parada de colectivos, él no estaba. Entré, lo busqué unas 2 o 3 veces por todo Coto. Nada.
Me apoyé en una baranda tipo balcón que hay, llorando y pensando en cruzar, esperar el colectivo que creía que era y pedirle al chofer que me cobre el boleto de 0.75 o que me preste 5 centavos y sacaba el de un peso y que Dios se apiade de mi alma.

Y ahí lo veo al desgraciado, saliendo de atrás de un puesto de globos, recagándose de risa.
Y cuando digo recagándose, era recagándose.  Estallaba de risa. 


La marca de arriba es donde estábamos, la de abajo la parada del barrio. Un sólo bondi nos dejaba. Yo no tenía idea de nada. No sabía viajar, no sabía muy bien cuanto se pagaba. 
Tenía 18 años y hacía 5 meses que laburaba. Como me llevaba mi viejo y me iba a buscar Novio, no me calenté en averiguar como era el tema transporteril. Y convengamos que a mis viejos no les calentaba que aprenda porque en su puta vida me dejaban salir... 
Llegué a casa y se me cagaron de risa mis viejos y mi hermana también, que tenía 9 años y viajaba en bondi para ver a las amigas.

Ahí fué cuando mamá me dijo que me compre un celular para llamarla si me pasaba algo (para mi mas bien era "Para que me llames y me cuentes así nos cagamos de risa con tu padre). A la semana me compré mi primer celular. 2 meses después me peleé con Novio después de ir a ese mismo Coto con una amiga. Y bueno, de a poco fuí aprendiendo. 
Acá en Monte Grande hay una sola línea, la 501-394-245 (es una sola) y hay 3 colectivos más que me conectan con el más allá, pero son de otros lugares. De la línea de Monte Grande hay muchos ramales y me curtí a lo bruto: Tomándome el que me parecía, bajándome 5 paradas antes, haciendo combinación de bondis como el culo, caminar, terminar en cualquier lado, morir de verguenza, llorar sentada en el último asiento y mirando de reojo la ruta para no pasarme. 
Una garcha. Padres sobreprotectores con la primer hija. 
Ahora me manejo bien, pero acá. En capital es otra cosa, salgo del subte y me perdí. Trato de no viajar en bondi por ahí porque me cuesta ubicarme o me da miedo tomar mal el colectivo y que vaya por algún lugar al que no haya ido antes (que es lo más probable). Pero igual, ahora pregunto, pregunto y vuelvo a preguntar.

Que mina pelotuda, 18 años, 18.

9 comentarios:

  1. ¿Bondis? ¿Qué es eso?

    Acá en donde vivo no tenemos, a lo sumo demorás una hora en cruzar caminando la ciudad de punta a punta, yeso si no vas muy rápido.

    Y cuando voy a las ciudades "grandes" que tengo cerca, Paraná o Santa Fe trato de moverme en la zona céntrica y ya, porque si me subo a uno de esos aparatos seguro me pasa lo mismo que a vos. (Además de que no tengo la más puta idea de cómo se saca boleto y esas cosas y e da vergüenza preguntar).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una ciudad sin bondis. No me la puedo imaginar, ir caminando a todos lados me encantaría, y de hecho cuando tengo que ir aun lugar cercano lo hago. Pero siempre hay que ver a que hora sé sale, por miedo al amigo de lo ajeno. Aunque salir a las 5 de la tarde a caminar tampoco es muy seguro que digamos.

      Una mierda.

      Eliminar
  2. Jajajaja,pobrecilla Roh! Hace cuanto fue esto? (me olvidé tu edad jaja)

    Abrazo, nena!


    http://barby-gs.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto fué en el 2004. Ahora tengo 27 añitos

      Eliminar
  3. Yo tuve que aprender a ubicarme a la fuerza cuando empecé a laburar de fumigador allá en los lejanos 2008(?) (Creo que ya te conocía para ese entonces), pero hasta antes de eso estaba igual o peor que você, lo que solía llamar "El síndrome de donde-mierda-estoy-parado-itis".
    Ahh, la juventud(?).

    Como sea, 2004 fue hace 9 años, la puta madre que viejo me siento.
    Abrazos colorá (espero que lo sigas siendo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sebastian!!! (léase acentuado en "bas", como en la peli La Historia sin fin).

      Boludo ahora tengo el pelo negro como el pasado de la Pradón.
      Hace banda que no te veo/cruzo. Debeserporquedejélavidanocturna (?).

      Eliminar
  4. Qué se yo... Por razones de fuerza mayor debo viajar a Capital Federal y moverme de una punta a la otra. Gran invento el subte (ando por líneas A, B, C y D de acuerdo a la necesidad). Creo que una sola vez me explicaron.. el resto fue coraje nomás de un tipo que, como Hugo, viene de un pueblo donde no existen ni bondi ni taxi, donde al poner 3ra. en el auto ya casi te estás saliendo.
    En cuanto a los colectivos que tengo que tomar... Guía T reforzada con preguntas aquí y allá (me han dado una mano personas de los distintos destinos que te dicen qué te conviene tomar para llegar).
    Igual.. me quedo con mi pueblo y la ciudad, solo por necesidad (justo justo al otro día de volverme de allá la última vez que fui, estallaron los paros de transportes... jajaja me hubieran cagado medio a medio).

    ResponderEliminar
  5. Aguante la Guía-T!
    Cuando me la quise comprar mi viejo, smartphone en mano, se me cagó de risa y trató de explicarme como se usan los mapas y GPS y toda esa mierda.
    Jamás lo entendí.
    Me voy a comprar la dichosa Guía-T y me voy a perder tranquila.

    ResponderEliminar
  6. Como bien dijiste, padres sobreprotectores... me he perdido varias veces en la ciudad donde ahora vivo (no tan grande como Bs. As.), pero nunca fue demasiado grave, y como algunso de acá, venía de un pueblo que se cruza caminado en 30 min como mucho.

    Siempre pregunté, o me llevaba una guía, hoy día imprimo mapas desde internet :-). Y siempre, siempre apunto los ómnibus.

    Sólo una vez me pasó algo parecido, salida de noche con amig@s cuando tenía 17 y me había mudado a una ciudad de tamaño intermedio, mi amiga que se desaparece con un pibe, y yo que casi no conocía al resto de la gente con la que estaba, y tampoco me orientaba en el lugar que estaba como para llegar al bus. Desde esa vez, lección aprendida, si no voy con gente de confianza, siempre, siempre me fijo como volver :-)

    ResponderEliminar